top of page
  • Writer's pictureProgresa

Consejos a la hora de crear una empresa



WASHINGTON — Como parte de la Semana Nacional de la Pequeña Empresa, del 30 de abril al 6 de mayo, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) destacará los beneficios tributarios y recursos para ayudar a quienes buscan iniciar un negocio.


A la hora de crear una empresa, es importante tener en cuenta lo siguiente:


Número de Identificación de Empleador

La mayoría de los empresarios necesitan un Número de Identificación de Empleador (EIN). Es un número permanente y puede usarse para la mayoría de las necesidades de la empresa, desde abrir cuentas bancarias hasta presentar una declaración de la renta por correo, es lo primero que debes solicitar.


Estructura empresarial

Los contribuyentes deben decidir qué forma de entidad empresarial establecer al iniciar un negocio. Esto ayuda a determinar qué formulario debe presentarse. Las estructuras empresariales más comunes son:

  • Dueños únicos - Cuando una persona es dueño de un negocio no constituido en sociedad.

  • Sociedades colectivas - La relación entre dos o más personas para hacer comercio o negocio.

  • Sociedades anónimas - Al constituir una sociedad anónima, los posibles accionistas intercambian dinero, propiedades o ambas cosas por el capital social de la sociedad.

  • Sociedades anónimas de tipo S: son sociedades que optan por transferir los ingresos, las pérdidas, las deducciones y los créditos corporativos a sus accionistas a efectos del impuesto federal.

  • Compañía de responsabilidad limitada (LLC) - Están permitidas por la legislación estatal y pueden estar sujetas a diferentes normativas. El IRS tratará una LLC como una corporación, sociedad o como parte de la declaración de impuestos del propietario (por ejemplo, propietario único) dependiendo de las elecciones hechas por la LLC y su número de miembros.

Entender los impuestos empresariales

Por ley, todos tenemos que pagar impuestos a medida que obtenemos ingresos. Para los propietarios de pequeñas empresas y los trabajadores por cuenta propia, eso suele significar hacer pagos trimestrales de impuestos estimados a medida que ganan o reciben ingresos durante el año. El tipo de negocio que se explota determina qué impuestos deben pagarse y cómo hacerlo. Los cuatro tipos generales de impuestos empresariales son:

  • Impuestos sobre los ingresos: todas las empresas, excepto las sociedades colectivas, deben presentar una declaración anual de impuestos sobre los ingresos. Las sociedades colectivas presentan una declaración informativa.

  • Impuesto sobre el trabajo por cuenta propia - Se trata de un impuesto del Seguro Social y Medicare que afecta principalmente a las personas que trabajan por cuenta propia. Los pagos contribuyen a la cobertura individual del sistema del Seguro Social.

  • Impuesto sobre el empleo - Cuando las pequeñas empresas tienen empleados, la empresa tiene ciertas responsabilidades de impuestos sobre el empleo que debe pagar y formularios que debe presentar.

  • Impuestos especiales - Los impuestos especiales afectan a diversos bienes, servicios y actividades. Estos impuestos pueden aplicarse al fabricante, al minorista o al consumidor, dependiendo del impuesto específico.

Llevar bien los registros

Además de ayudar en la preparación de la declaración de impuestos, mantener registros bien organizados también puede ayudar a las pequeñas empresas a preparar estados financieros, identificar fuentes de ingresos, hacer un seguimiento de los gastos deducibles y supervisar su progreso, entre otras ventajas. Los contribuyentes deben planificar el mantenimiento de sus registros durante al menos tres años.


Opciones de año tributario

Un "año tributario" es un periodo contable anual para declarar ingresos y gastos. Las pequeñas empresas deben calcular sus ingresos imponibles basándose en un año tributario y pueden elegir entre:

  • Año calendario - 12 meses consecutivos que comienzan el 1ro de enero y terminan el 31 de diciembre.

  • Año tributario - 12 meses consecutivos que terminan el último día de cualquier mes excepto diciembre. Un año tributario de 52-53 semanas es un año tributario que varía de 52 a 53 semanas pero que no tiene que terminar el último día de un mes.

Fuente IRS

34 views0 comments

Comments


bottom of page