• Progresa

Invirtiendo en México




Para Estados Unidos, hacer negocios con un país que ofrece una ubicación geográfica que garantiza un tiempo de respuesta y de producción más rápido y una enorme facilidad de comunicación gracias a las zonas horarias similares, representa una gran ventaja económica.


Además de excelentes relaciones comerciales y una economía prometedora con una fuerza laboral bien capacitada, México es un país estratégico que ofrece condiciones perfectas y numerosas posibilidades para que las empresas extranjeras prosperen con inversiones rentables. Este artículo es una guía práctica que tiene como objetivo orientar al empresario sobre los pasos, recomendaciones y obligaciones que implica establecer una empresa en México.


¿Qué hace a México tan atractivo para la inversión extranjera?


México se situó como el principal socio comercial de Estados Unidos durante el primer bimestre de 2021, de acuerdo con datos de la Oficina del Censo en E.E.U.U. Las cifras detalladas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos indicaron que México superó a China como su mayor socio comercial, representando el 14.9% del comercio total que realizó el país vecino. Por otro lado, en el año 2020, el 39.19%del total de inversiones de origen extranjero recibidas en México fueron de procedencia estadounidense.


Esto indica la sinergia económica estratégica que comparten ambos países. Además de lo mencionado, existen otros factores que brindan seguridad y confianza para los estadounidenses que ven en México una oportunidad para emprender. El gobierno mexicano creó un entorno abierto y seguro para los inversionistas extranjeros. Las políticas económicas recientes permiten a los inversores garantizar la seguridad de sus operaciones.


También, México actualmente cuenta con 12 Tratados de libre comercio firmados con 46 países y 32 acuerdos para la promoción y protección reciproca de las inversiones con 33 países, por lo que se considera una garantía que la inversión y operaciones serán redituables y exitosas.


México es uno de los países de América Latina más fáciles para iniciar un negocio, sin embargo, es importante comprender que iniciar operaciones en México desde los Estados Unidos es un proceso extenso. La tarea, además, implica enfrentarse a choques culturales y diferencias en cuanto a los procesos administrativos y legales que se llevan a cabo en el país.


Adicionalmente, los empresarios extranjeros que desean iniciar operaciones en México se enfrentan con el gran obstáculo que es desconocer por dónde empezar. La extensión, el costo y duración de este trámite dependerá de varios factores. Algunos de ellos son la nacionalidad de los accionistas, en qué sector operará la empresa, si está en sus planes importar o exportar, entre otras cuestiones.


Por ello, el proceso es diferente para cada empresa porque cada caso cuenta con características propias.


Además, es importante considerar que las obligaciones, costos y permisos requeridos durante el proceso de registro suelen variar entre los distintos municipios y estados mexicanos. Empecemos por lo básico… Los extranjeros pueden emprender en México mediante el empleo de un agente subordinado, la constitución de una empresa mexicana o la adquisición de acciones en una empresa mexicana que ya exista. El uso de cualquiera de estos métodos creará un establecimiento permanente y se manejará bajo el mismo sistema legal que las empresas mexicanas. Es crucial conocer que existe una gran diferencia entre el sistema legal y tributario de México y el de Estados Unidos. Por ello, las regulaciones para establecer una empresa son distintas a las del país vecino.


A pesar de que existen muchos aspectos favorables para la inversión extranjera, trabajar de la mano con consultores expertos en el área legal y fiscal es prácticamente imperativo para la operación de un negocio eficiente. En el proceso de constituir una empresa en México, lo primero que se tiene que hacer es crear una nueva sociedad mercantil.


En México, las sociedades mercantiles son vehículos legales que nos permiten operar un negocio mediante un ente jurídico independiente que cuenta con su propio patrimonio y personalidad.


La ventaja más grande de convertir a tu empresa en una sociedad mercantil es la posibilidad de reunir un mayor capital para el desarrollo y crecimiento del negocio. Incluso, la ley mexicana permite constituir una sociedad mercantil con capital detenido al 100% por inversionistas extranjeros. Existen siete tipos de sociedades mercantiles:


1. En nombre colectivo


2. En comandita simple


3. De responsabilidad limitada


4. Anónima


5. En comandita por acciones


6. Cooperativa


7. Por acciones simplificadas


Elegir la sociedad correcta, que funcione mejor para ti y tus socios es uno de los pasos más importantes, ya que es en este momento cuando establecerán las bases principales del negocio. Después, se debe cumplir con toda la documentación y procesos descritos para iniciar tu Empresa en México” para la constitución legal de la empresa. Algunos de los pasos del proceso son:


1. Obtener autorización de la Secretaría de Economía para inscribir sus documentos constitutivos en el Registro Público de Comercio.


2. Protocolizar ante notario público los documentos constitutivos y la autorización.


3. Inscribir el instrumento notarial en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio (RPPC)


4. Registrarse en el Servicio de Administración Tributaria (SAT)


5. Trámites ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)


6. Abrir una cuenta Empresarial


autora M.B.A. María Martínez

12 views0 comments