• Progresa

¿Debería elegir un amigo para ser su socio comercial?


Decisiones de asociación


¿Planea comenzar una sociedad comercial con un amigo? La prudencia exige analizar los pro y contras potenciales de esas relaciones. Aquí hay algunas preguntas a considerar:

  • ¿Qué aportará mi amigo al negocio? ¿Tiene él o ella fortalezas que claramente mejorarán el negocio: habilidades, conocimientos o recursos que no posee o no está dispuesto a adquirir por otros medios? Digamos, por ejemplo, que usted es un vendedor de productos, pero no es muy bueno con los números. Si su amigo ama los detalles y es inteligente con los registros, la asociación puede tener sentido. Si, por otro lado, su amigo realmente no puede ofrecer algo que complemente al negocio o lo haga más rentable, es posible que desee considerar asociarse con otra persona.

  • ¿Estás dispuesto a perder la amistad? Esta es una pregunta difícil, pero que es fundamental tener en cuenta. Después de todo, usted y su amigo trabajarán juntos, día tras día, para que el negocio tenga éxito. Tales relaciones pueden sacar lo mejor, y lo peor, de las personas. Si mantener su amistad es una de sus principales prioridades, asociarse con otra persona puede ser una mejor opción.

  • ¿Qué se espera de cada socio? Desarrollar un negocio rentable es un trabajo difícil y aveces poco gratificante. Usted y cualquier posible socio comercial deben hablar honestamente sobre las horas de trabajo, contribuciones y las responsabilidades esperadas. El resentimiento puede arrastrarse a cualquier relación comercial cuando los socios sienten que las cargas de trabajo y las recompensas no se distribuyen de manera justa.

  • ¿Pueden comunicarse efectivamente? Al igual que un buen matrimonio, una asociación comercial a largo plazo requiere una comunicación honesta para tener éxito. Pregúntese, por ejemplo, si puede manejar las críticas constructivas de su amigo / socio comercial. Incluso los socios comerciales más cercanos no siempre se encuentran cara a cara, por lo que es importante tener una visión honesta de cómo ambos manejan los desacuerdos. ¿afrontarán juntos las dificultades por el bien de la empresa o solo le dejarán al destino el futuro de la sociedad? Responder esta pregunta es crucial para el éxito de su asociación.

Los amigos pueden ser excelentes socios comerciales, pero es aconsejable proceder con precaución.


17 views0 comments