• Progresa

Día de Muertos en México


Según los historiadores, el ‘pan de muerto’ tiene su origen en los sacrificios humanos de la época precolombina. No obstante, el platillo se transformó después de que los españoles rechazaron ese tipo de rituales. Reemplazaron a este por un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, simulando la sangre de la doncella.


Cabe resaltar que el Día de los Muertos es algo muy común en las culturas mesoamericanas, en donde se centran en la muerte y su significado, al igual que en la forma de vida que tuvo la persona. Uno de los elementos más representativos dentro de la festividad son las ofrendas.

La ofrenda de día de muertos es una estructura escalonada que representa los pasos o niveles que debe atravesar el alma para llegar a su descanso y debe tener algunos de los siguientes elementos:


Velas y Veladoras: ascensión del espíritu, es el símbolo que guía al altar.


Sal: purificación para que el alma no se corrompa.


Pan: generosidad del anfitrión y el regalo de la tierra.


Banquete: para celebrar la llegada de las ánimas (lo favorito del difunto).


Objetos Personales: pueden ser fotos o algo que utilizaba.


Camino de flores: guiar el camino de las ánimas a la ofrenda.


Flores: Blancas ( El cielo), amarillas (la tierra que guía a los difuntos, y moradas (El Luto).


Papel picado: unión entre la vida y la muerte.


Incienso o Copal: el paso de la vida a la muerte y aleja los malos espíritus.


Calaverita de azúcar: representación del difunto.


Comida típica: arroz, tamales, mole, frutas de la temporada.


Vaso de agua: mitigar la sed de las ánimas y fortalecerlas para su regreso.


Farol o estrella de luz: para que los difuntos no pierdan su casa.


Cruz de cal o ceniza: representa los cuatro puntos cardinales.

28 views0 comments

Recent Posts

See All